26 de febrero, 2014 · COSAS DE CASA · Comentar ·

Desenfoques

Cada día que pasa me apasiona mas desenfocar. Utilizar una apertura de diafragma de 1.4 a  2.8 y hacer que mi cámara endulce sus imagenes con la suavidad de los desenfoques. Me encanta la sensacion que dan de sueño o realidad onírica. También, aunque parezca una contradiccion, la impresión de realidad, al fin y al cabo, el ojo del ser humano solo es capaz de enfocar una cosa a la vez. Un par retratos de mi mujer con mi fiel amigo Winter. Espero que os gusten,

 

Besos y Abrazos,

 

Alejandro Almeida.

mol-1
mol-2
Ver anterior | reciente

Últimas entradas